Románico, guarida del Grial y… ¡Mary Poppins!

¡Feliz verano! Esta época del año, en la que el día es más largo, es estupenda para hacer desde Sos del Rey Católico excursiones un poco más largas de lo habitual. La que te proponemos hoy es una de mis favoritas, para disfrutar del románico, encontrar lugares cargados de magia y… ¡descubrir a Mary Poppins! 😉 ¿Nos vamos a Jaca y San Juan de la Peña?

Tardamos en llegar a Jaca aproximadamente hora y media, disfrutando de la vista del “mar de los pirineos”, el pantano de Yesa que en esta época del año está lleno de  agua tras el deshielo en los Pirineos. ¿Qué visitar en Jaca? Son dos los “binomios” esenciales: la catedral-museo diocesano y la ciudadela-museo de miniaturas.

jacaEl Museo Diocesano reabrió en del 2010 tras una intensa e interesante reforma.  La selección de piezas es increíble, en especial las pinturas murales medievales, si os gusta el románico, no podéis dejar de ir. Las de Bagües son consideradas ¡la capilla sixtina del románico!

El acceso al museo se realiza desde la catedral, uno de los edificios clave del primer románico peninsular. No dejes de buscar el “ajedrezado jaqués” y ¡la marca de la vara aragonesa! (para que veas cómo es, en este post te hablamos de la que tenemos en Sos del Rey Católico).

La ciudadela es el otro edificio que merece la pena visitar, aunque ya no se vea algo que yo recordaba de una visita que hice hace mil años con el colegio: una especie de pequeña grua pensada para subir caballeros al caballo (eso de subir con un salto con la armadura puesta como las películas americanas, pues en fin, muy real no era). En el interior de la ciudadela hay un museo de miniaturas militares… ¡a disfrutar como enanos buscando a los personajes infiltrados! (Mary Popins, Wally y Obelix).  ¿Seguimos?

Como  para ir a San Juan de la Peña hay que pasar por Santa Cruz de la Serós, merece la pena parar un momento, ver sus iglesias románicas y callejear por la localidad disfrutando de su arquitectura tradicional, tipicamente pirenaica. No dejes de acercarte a la iglesia de San Caprasio, una joyita del románico lombardo.

Y lo mejor para el final…   San Juan de la Peña. El monasterio viejo… ubicado en un espacio natural espectacular, ligado a la historia de Aragón al haber sido panteón real, el claustro cobijado en la roca ejemplo del románico más bello, lugar donde se custodió lo que en la Edad Media se creía era el Grial… espectacular.

sanjuan

Respecto a los centros de interpretación que se han hecho en lo que fue el Monasterio Nuevo, dependerá del tiempo y ganas de cada uno. Porque hasta aquí ya es una excursión intensa, estupenda, llena de arte medieval y de lugares con una magia especial.

Compartir en Facebook

Acerca de loli

Empecé a caminar, a tomar decisiones... y aquí estoy
Esta entrada fue publicada en Excursiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *