A mi único deseo

Cuando pensamos en el arte medieval habitualmente nos vienen a la mente iglesias, esculturas, castillos… pero han llegado hasta nosotros otras muchas muestras de la habilidad y estética del medioevo, como el espectacular ciclo de tapices llamado la dama y el unicornio. Ciclo, porque es un conjunto de seis gigantescos tapices, cinco de ellos dedicados a los distintos sentidos (gusto, olfato, oído, vista, tacto). El sexto, que abriría o cerraría el conjunto, es conocido como “a mi único deseo”, por el texto que aparece en la tienda frente a la que está la dama, “À Mon Seul Désir“.

tapiz dama y unicornio

Tejidos con lana y seda a finales del siglo XV en Flandes, fueron encargados por un miembro de la familia Le Viste, cuyo emblema aparece en los banderines. En todos los tapices de la serie aparecen tres figuras esenciales: la dama, un león y un unicornio.

tapizdama02

¿Y por qué te hablamos en el blog de este tapiz? Como seguramente ya sabes, cuando decidimos crear un alojamiento de turismo rural en Sos del Rey Católico pensamos en hacer algo un poco distinto, afín a nuestro carácter… Estando las habitaciones de la primera planta dedicadas a reyes vinculados a la historia de Sos, ¡no podía faltar un dormitorio dedicado a Fernando el Católico! La época de Fernando II de Aragón supone el cambio de la Edad Media a la Edad Moderna, así que en ambas épocas nos inspiramos a la hora de decorarlo, y como cabecero de cama… una reproducción del tapiz de la dama y el unicornio.

(PD: puedes ver los originales en el Museo de Cluny de París, y en la Tienda-Museo de Sos del Rey Católico podrás comprar reproducciones del tapiz 😉 )

Compartir en Facebook

Acerca de loli

Empecé a caminar, a tomar decisiones... y aquí estoy
Esta entrada fue publicada en Objetos singulares y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *