¿Nos vamos a un palacio de cuento?

Aunque el día va acortándose, el otoño es mi estación favorita para viajar, ¿también la tuya? A la hora de pensar en excursiones, es cuestión de localizar lugares que estén relativamente cerca, como Olite, aproximadamente a una hora de Sos del Rey Católico.

olite-01

¿Qué nos espera en Olite? Sin desmerecer a otros monumentos, si por algo es conocida esta localidad navarra es por el impresionante castillo palaciego que alberga. Atención a lo de “palaciego”, y es que en esta zona estamos acostumbrados a los castillos defensivos, pero olite-02el construido por Carlos III el Noble para convertirlo en sede real fue considerado uno de los más bellos y lujosos de Europa, ¡llegó a tener un zoológico con leones!

El primer palacio, del siglo XII, alberga en la actualidad un Parador, y el que se puede visitar es el construido a comienzos del siglo XV, que parece sacado de un cuento de hadas (cosas de la rehabilitación). La estructura del castillo es irregular y algo laberíntica, pero es una delicia recorrerlo, bajar y subir de las distintas torres, e imaginar cómo sería en uno de los momentos de mayor esplendor del Reino de Navarra, cuando estaba habitado por la corte de Carlos III… las damas paseando admirando los jardines colgantes, los grandes banquetes amenizados por juglares… Para saber los horarios (que cambian a lo largo del año) y las opciones de visita, puedes pinchar aquí.

Si tienes ocasión, te recomendamos hacer una parada en el camino. Desde San Martín de Unx acércate a Ujué a visitar su iglesia-fortaleza, una construcción medieval francamente original que alberga algo bien curioso, el corazón* del rey Carlos II el Malo (padre de Carlos III el Noble)

ujue

*Igual esto merece una explicación con más detalle… imagina que eres un rey medieval que gobierna en territorios separados geográficamente, o que mueres lejos de tu reino, o que sientes una especial vinculación con varios lugares… ¿dónde quieres ser enterrado? ¿en más de un sitio? ¡sin problema! La solución es separar algunas vísceras del cuerpo (evisceración) y así tu cuerpo puede reposar en la catedral de Pamplona, tus vísceras en Roncesvalles y tu corazón en Ujué, que es lo que Carlos II especificó en su último testamento. Parece raro, pero podríamos compararlo a cuando actualmente repartimos las cenizas de un fallecido en distintos lugares.

Compartir en Facebook

Acerca de loli

Empecé a caminar, a tomar decisiones... y aquí estoy
Esta entrada fue publicada en Excursiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *